Archivo de la etiqueta: sutura

Retirada de puntos, por fin!

Bueno, hoy ha llegado el día de la retirada de los puntos de la sutura.

Lo primero que tengo que hacer es agradecer a Patricia, una estupenda enfermera y mejor persona, que se ha prestado voluntariamente a retirarme los puntos, ya que normalmente soy yo el que lo hace, pero claro, iba a ser un poco difícil hacerlo en mi nuca.

Aquí os dejo la foto de cómo se ven los injertos a las 2 semanas, tengo que decir que hoy me han hecho una entrevista en la tele (mañana cuelgo el video) y no parece notarse mucho….

2 semanas después de la cirugía

Hay que decir que la retirada de los puntos se puede hacer casi desde los 10 días desde la cirugía, pero como la cicatrización es un proceso muy personal, yo me quedo más tranquilo dejándolo 2 semanas. Hay varios factores que pueden afectar a la cicatriz posterior de una operación de transplante. La propia naturaleza de cada uno, los hábitos higiénicos, la alimentación, el fumar, el haber e estado tranquilo después de la cirugía (como recomendamos por activa y por pasiva), aún recuerdo un paciente que después de la cirugía se le dieron los papeles de consejos post operatorios, que estuvo conmigo en consulta varios días, antes y después, y aún así, vino un día, a los 3 días de la cirugía con un sangrado por la zona suturada… “¿Has cogido peso?” le pregunté, porque es casi lo único que días después de la cirugía puede provocar un sangrado”No”, me contesta, “bueno, al gimnasio no he ido, pero en el trabajo he recogido del suelo unas bobinas de cable”, a mi, que me entran sudores fríos, le pregunto: “¿pero, cuánto pesan esas bobinas?”, “20 kilos” es su contestación, pero no había ido al gimnasio…

Por eso es muy muy importante seguir con atención las instrucciones que damos, ya que luego, esas acciones pueden dañar el proyecto estético que hemos realizado.

Bueno, la retirada de la sutura no tiene ningún misterio, ya que es una primera sutura contínua, con 2 nudos, uno a cada extremo de la incisión, con lo que es sólo quitar un nudo, luego otro, y casi sale sola. Hay también unos puntos de aproximación, unos 7, simples, pero tensos, para favorecer la cicatrización. Estos representan un poco más de problemas, porque suelen estar muy enterrados, pro el paciente no lo nota, como mucho, un pequeño tirón del pelo.

Una vez retirada la sutura, hay un alivio evidente, ya que aunque después de 2 semanas, uno se hace a la tensión de los hilos, es, una vez retirado, cuando esta tensión desaparece, y uno puede volver a sonreír sin notar que se le tense la nuca (esto, evidentemente, es broma).

Por la zona injertada, pues empieza a haber una descamación de la piel, lo que quiere decir que se está reparando. El problema es que hay algunos pelos que están pegados a esas costritas y si a uno no le avisan, le puede dar un infarto.

Es algo normal, si los pelos no se han caído en los 5 primeros días, ya se quedan con nosotros, pero bastantes de ellos se comienzan a caer en estos días, dando inicio a la reparación de la dermis y epidermis y de los folículos pilotos. Un proceso, como ya he comentado, que se va a prolongar durante 2 meses y medio, y en el que poco avance voy a ver acerca del transplante.

¿Y ahora? Paciencia, mucha paciencia…

Bueno, ya han pasado casi 2 semanas, y todo sigue su curso normal. Ya he quedado para que me quiten los puntos el lunes por la tarde (por cierto, por la mañana me hacen una entrevista en telemadrid…) y ahora siempre está la cuestión que he puesto como título…

Atrás quedan los nervios de decidirse y entrar en quirófano, de las molestias de las primeras 48 horas, del cuidado con la limpieza de los injertos, de acordarse de coger la gorra cada vez que hay que salir etc… y digamos que todo culmina con la retirada de la sutura.

En contra de otros tipos de cirugía estética, donde los resultados no se tardan en ver más allá del mes, para alegría del paciente, la cirugía capilar requiere mucha paciencia por parte del paciente.

Es difícil entender que, una vez puestos los injertos, éstos van a durar muy poco injertados, aunque siempre decimos que van a durar para siempre. En las siguientes semanas poco a poco se van a ir cayendo éstos pelos que se han injertado. ¿Por qué? Parece ser que al injertar el pelo, se activan una serie de mecanismos celulares que provocan que el pelo entre en su fase de reposo, que en la cabeza suele durar unas 10-12 semanas. esto tiene su lógica si se piensa que en una zona del cuero cabelludo, donde no ha habido ningún folículo activo durante bastante tiempo, de repente hemos injertado cerca de 2000 unidades foliculares, que requieren de su riego sanguíneo, su inervación, su curación tras el pequeño traumatismo de la cirugía. Al cuerpo le resulta difícil hacer frente a estas necesidades, sobre todo en un cuero cabelludo, que por el proceso de evolución normal de la alopecia común, tiende a atrofiarse en cierta medida.

Así, en poco días, los peleo se irán cayendo y entrando en esa fase de reposo (o telógena) en un mecanismo muy parecido a cuando se cae el pelo durante el otoño o si nos falta hierro o estamos algo enfermos. Ante una necesidad acuciante en el pelo, el cuerpo se lo toma con calma, y lo repara poco a poco. Aunque no lo parezca, el pelo es un órgano bastante complejo y necesita materias primas de alta calidad.

Así, durante los 2 primeros meses poco se verá, más pelo donde antes no había nada, pero fino. A los 3 meses comenzará un progresivo crecimiento, que hará ver unos resultados del 80% para los 5-6 meses, y aunque, al menos nosotros, no damos el alta hasta el año, se sabe que hay crecimiento hasta pasados 18 meses del transplante de pelo.

Así que ahora hay que ayudar al cuerpo a que el pelo vaya mejorando. ¿Cómo?, suplementación dietética con Viviscal©, minoxidil al 5% para vasodilatar y adelantar el proceso regenerativo. Evitar que le de el sol en exceso (el sol favorece el crecimiento en su justa medida, por e so se cae el pelo en otoño, ya que el sol se aleja de la tierra y hay un efecto de frenada en el crecimiento del pelo) con una gorra, y paciencia, mucha paciencia.

a la mañana siguiente

Buenos días:

Pues la primera noche post cirugía ha sido algo molesta. La tarde la pasé bien, de tranqui, excepto para escribir el post, y el resto, apoyado en la parte de atrás para evitar que se inflamase la zona con la sutura.

Por la noche, como es aconsejable dormir en 30-45º y boca arriba, para, 1) evitar la inflamación de la frente y la zona de alrededor de los ojos y 2) para intentar que no se rocen los injertos, que en estos momentos están implantados tal cual y si se les frota se pueden perder.

Así que entre la molestia de la posición y que la acción de la anestesia hacia las 23 ya había desaparecido, pues ha sido una primera parte de la noche molesta, pero no insoportable, ni nada por el estilo. A las 8:30 ya estaba arriba y listo para hacer cosas, excepto agacharme y levantar peso.

No he hablado de la medicación post tratamiento, que es muy simple, aparte de que me pinchasen un corticoide suave para disminuir la inflamación, estoy tomando voltarén© para el dolor y la inflamación y kefloridina©, un antibiótico durante 3 días, para evitar infecciones que ya de por sí, son muy raras y muy poco graves, pero bueno, mejor prevenir.

Estoy tomando Viviscal© para ayudar a fortalecer el pelo, es un producto natural a base de proteínas y oligosacáridos de origen marino, con propiedades de reconstrucción y antiinflamatorias sobre el folículo, de excelente resultado en mujeres, y que ahora estoy empezando a probar en el post de las cirugías…

Para que veáis como cada paciente es un mundo, el paciente al que operamos el lunes, cubriendo las entradas, exactamente como a mi, nos ha comentado que se ha levantado con la frente inflamada, cosa que en mi no ha pasado.

Eso es bastante normal, ya que usamos suero para separar un poco la piel poder trabajar sobre los folículos sin tocar los vasos, que van más profundos, se llama tumescencia y combinada con la anestesia hace que podamos usar menos con más efecto y encima nos dura más… si es que hay algunos médicos que son muy listos. Pero claro, ese suero tiene que reabsorberse, y muchas veces por gravedad cae a la frente y sobre los ojos y se inflaman un poco, pero dura escasamente 24 horas. Pero ya veis, 2 pacientes casi iguales, misma técnica, mismos materiales, y a uno s ele inflama más la frente que a otro.

Como decía Marañón, no existen enfermedades, si no pacientes.

Hasta el próximo post!